Champiñon De Clima Cálido (agaricus Bitorquis)

Descubriendo los Secretos de los Champiñones Agaricus:

Una Inmersión Completa en su Mundo Fascinante En el Champiñon

Bienvenidos a un viaje apasionante hacia el maravilloso universo del champiñón Agaricus, una joya gastronómica y biológica que nos cautiva con su sabor único y su misteriosa morfología. En este extenso artículo, exploraremos exhaustivamente cada aspecto de este fascinante hongo, desde su taxonomía y estructura hasta su cultivo y beneficios para la salud. Prepárate para sumergirte en un mundo lleno de irrupción y perplejidad, mientras desvelamos los secretos ocultos del champiñón Agaricus y su extraordinario impacto en nuestra sociedad y en nuestras mesas.

I. Introducción al champiñón Agaricus

A. Definición y descripción general

El champiñón Agaricus, perteneciente al género Agaricus dentro de la familia Agaricaceae, es un hongo ampliamente conocido y apreciado en todo el mundo. Caracterizado por su sombrero en forma de paraguas, sus láminas debajo del sombrero y su pie cilíndrico, el champiñón Agaricus presenta una amplia diversidad en términos de tamaño, forma y color. Desde los pequeños y blancos champiñones de botón hasta los grandes y carnoso portobellos, cada variedad de Agaricus posee su encanto distintivo y una versatilidad culinaria inigualable.

B. Importancia económica y culinaria

El champiñón Agaricus no solo es un deleite para nuestro paladar, sino que también tiene una gran relevancia económica. A lo largo de los años, la demanda de champiñones ha aumentado significativamente debido a su sabor agradable y su valor nutricional. El comercio mundial de champiñones ha experimentado un crecimiento exponencial, con numerosos países dedicados a su producción y exportación. Además, la versatilidad culinaria del champiñón Agaricus lo convierte en un ingrediente indispensable en innumerables platos, desde salsas y salteados hasta pizzas y rellenos de pasta.

C. Variedades comunes de champiñón Agaricus

El género Agaricus engloba una amplia variedad de especies de champiñones, cada una con sus propias características distintivas. Algunas de las variedades más comunes incluyen:

  1. Champiñón de botón (Agaricus bisporus): Conocido como el champiñón blanco o champiñón común, esta variedad es ampliamente consumida en todo el mundo. Presenta un sombrero redondeado y blanco cuando es joven, que se vuelve marrón y se abre a medida que madura.
  2. Portobello (Agaricus bisporus var. portobello): Una variante más madura y grande del champiñón de botón, el portobello se caracteriza por su sombrero de tonos marrones oscuros y su sabor intenso. Es muy apreciado en platos a la parrilla o rellenos.
  3. Champiñón silvestre (Agaricus campestris): Este champiñón crece de forma silvestre en prados y pastizales. Tiene un sombrero más plano y láminas rosadas o marrones.

II. Taxonomía y clasificación del champiñón Agaricus

A. Reino, filo y clase

El champiñón Agaricus pertenece al reino Fungi, un grupo diverso de organismos eucariotas que se caracterizan por su capacidad para descomponer materia orgánica. Dentro del filo Basidiomycota, los champiñones Agaricus se clasifican en la clase Agaricomycetes, que abarca una amplia gama de hongos basidiomicetos.

B. Orden y familia

Dentro de la clase Agaricomycetes, el género Agaricus se encuentra en el orden Agaricales, que incluye muchas otras familias de hongos comestibles y venenosos. El champiñón Agaricus pertenece a la familia Agaricaceae, una familia prominente de hongos con láminas que cuenta con numerosas especies ampliamente reconocidas.

C. Especies principales

El género Agaricus alberga una variedad de especies notables, cada una con características únicas. Algunas de las especies más destacadas incluyen:

  1. Agaricus bisporus: Esta especie incluye el champiñón de botón y el portobello, como se mencionó anteriormente. Es ampliamente cultivada y consumida en todo el mundo debido a su sabor suave y textura carnosa.
  2. Agaricus campestris: Conocido como champiñón silvestre, es comúnmente encontrado en prados y pastizales. Tiene un sabor delicado y es apreciado por los recolectores de hongos.
  3. Agaricus arvensis: Este champiñón, también llamado champiñón de campo, es de gran tamaño y se encuentra en áreas abiertas y bosques. Se distingue por su sombrero convexo y láminas rosadas.
  1. Agaricus subrufescens: Conocido como champiñón del sol, es originario de Brasil y se ha extendido a otras partes del mundo. Tiene un sombrero de color marrón rojizo y es apreciado por sus propiedades medicinales.
  2. Agaricus augustus: Este champiñón de gran tamaño es altamente valorado por su aroma distintivo, que recuerda a las almendras. Se encuentra en bosques de coníferas y tiene un sombrero con tonos marrones y láminas amarillentas.

Explorar la taxonomía y clasificación del champiñón Agaricus nos brinda una comprensión más profunda de su diversidad y su relación con otros hongos. A medida que avanzamos en este artículo, profundizaremos en la morfología, el ciclo de vida, el cultivo y muchos otros aspectos fascinantes de este hongo tan versátil y cautivador.

III. Morfología y estructura del champiñón Agaricus

A. Sombrero (píleo)

El sombrero del champiñón Agaricus, también conocido como píleo, es una de las características más distintivas de este hongo. Presenta una amplia variedad de formas, tamaños y colores, que pueden variar según la especie y la etapa de desarrollo. Los champiñones jóvenes tienen sombreros redondeados que se abren a medida que maduran, adoptando una forma más convexa.

La superficie del sombrero puede ser lisa, aterciopelada o escamosa, dependiendo de la especie. En los champiñones de botón, el sombrero es inicialmente blanco y se vuelve marrón a medida que se expande. En otras variedades, como el portobello, el sombrero es más oscuro y puede tener tonalidades marrones, grises o incluso negras.

B. Láminas

Bajo el sombrero, encontramos las láminas, una serie de estructuras delgadas y planas que irradian desde el centro del hongo hacia el borde del sombrero. Las láminas pueden variar en color, desde el blanco hasta el rosa, marrón o negro, dependiendo de la especie y la madurez del champiñón.

Las láminas están dispuestas de manera regular y son responsables de producir y liberar las esporas del champiñón. A medida que el hongo madura, las láminas pueden cambiar de color y volverse más oscuras debido a la formación de esporas.

C. Pie

El pie del champiñón Agaricus es cilíndrico y suele ser más delgado en comparación con el sombrero. Puede presentar diferentes longitudes, grosores y colores, dependiendo de la especie. Algunas variedades tienen pies más robustos y carnosos, mientras que otras tienen pies más delgados y fibrosos.

La superficie del pie puede ser lisa o tener una textura fibrosa. En algunas especies, como el champiñón silvestre, el pie puede tener anillos o restos de una estructura llamada volva, que es una membrana en forma de saco que envuelve la base del hongo en su etapa temprana de desarrollo.

D. Olor y sabor

El champiñón Agaricus es conocido por su agradable aroma y sabor distintivo. En general, tiene un aroma terroso y un sabor suave y delicado, aunque las diferentes especies pueden tener matices de sabor ligeramente diferentes. Algunos champiñones, como el champiñón del sol, tienen un aroma intenso y notas almendradas, lo que los hace especialmente apreciados en la cocina.

La morfología y estructura del champiñón Agaricus son elementos clave para identificar y apreciar esta especie. En los siguientes apartados, profundizaremos en el ciclo de vida del champiñón, su hábitat y distribución, así como en las técnicas de cultivo y los beneficios para la salud que este fascinante hongo nos brinda.

IV. Ciclo de vida del champiñón Agaricus

A. Reproducción sexual

El ciclo de vida del champiñón Agaricus involucra un proceso de reproducción sexual. Comienza con la formación y liberación de esporas, que son las estructuras reproductivas haploides del hongo. Las esporas son producidas en las láminas del champiñón y se liberan al entorno.

Cuando las esporas encuentran condiciones favorables, como humedad y nutrientes adecuados, germinan y desarrollan un tubo germinativo. Este tubo germinativo se convierte en un micelio primario, que es una red de hifas que se extiende en el sustrato.

B. Desarrollo del micelio

El micelio primario se ramifica y se extiende, colonizando el sustrato. A medida que el micelio se expande, absorbe los nutrientes del sustrato y crece en tamaño y densidad. Este proceso se conoce como colonización del sustrato.

Durante esta etapa, el micelio se desarrolla en un micelio secundario, que es más robusto y está preparado para la formación de cuerpos fructíferos, que son las estructuras que conocemos como champiñones.

C. Formación de primordios y cuerpos fructíferos

Una vez que el micelio ha colonizado completamente el sustrato y se han establecido las condiciones adecuadas, comienza la formación de los primordios, que son pequeñas protuberancias que darán lugar a los cuerpos fructíferos. Los primordios aparecen como pequeñas bolitas o nudos en el sustrato y se desarrollan rápidamente.

A medida que los primordios crecen, se expanden y se diferencian, adquiriendo la forma característica de un champiñón. El sombrero se desarrolla, las láminas se forman debajo del sombrero y el pie se alarga. A medida que los cuerpos fructíferos maduran, el sombrero se abre, exponiendo las láminas y liberando las esporas para la reproducción.

D. Madurez y dispersión de esporas

Cuando los cuerpos fructíferos alcanzan la madurez, las láminas producen y liberan grandes cantidades de esporas. Las esporas son dispersadas por el viento o transportadas por otros agentes, como insectos o animales. Al ser liberadas al ambiente, las esporas pueden germinar y dar lugar a nuevos micelios primarios, completando así el ciclo de vida del champiñón Agaricus.

El ciclo de vida del champiñón Agaricus es un proceso fascinante que involucra etapas de reproducción sexual y crecimiento del micelio hasta la formación de los cuerpos fructíferos. En los siguientes apartados, exploraremos el hábitat y la distribución del champiñón Agaricus, así como las técnicas de cultivo utilizadas para su producción a gran escala.

Beneficios Del Champiñon
Beneficios Del Champiñon

V. Habitat y distribución del champiñón Agaricus

A. Preferencias de hábitat

El champiñón Agaricus se encuentra en diversos hábitats, aunque generalmente prefiere áreas ricas en materia orgánica en descomposición. Estos hongos son saprótrofos, lo que significa que obtienen sus nutrientes descomponiendo la materia orgánica muerta, como restos de plantas y árboles caídos.

Además, el champiñón Agaricus tiende a crecer en áreas con suelos bien drenados y con cierto grado de humedad. Pueden encontrarse en prados, pastizales, bosques y jardines, a menudo asociados con la descomposición de materia vegetal.

B. Rango geográfico y distribución mundial

El champiñón Agaricus tiene una distribución global y se encuentra en diferentes partes del mundo. Se ha adaptado a una variedad de climas y regiones, desde climas templados hasta zonas más cálidas o incluso subárticas.

Algunas especies de champiñón Agaricus son nativas de regiones específicas. Por ejemplo, el champiñón silvestre (Agaricus campestris) es común en Europa y América del Norte, mientras que el champiñón del sol (Agaricus subrufescens) es originario de Brasil. Sin embargo, debido al comercio y la producción a gran escala, muchas variedades de champiñón Agaricus se cultivan en todo el mundo y se pueden encontrar en la mayoría de los países.

C. Condiciones ideales para el cultivo

El cultivo del champiñón Agaricus se ha convertido en una industria importante debido a su alta demanda y valor comercial. Para un cultivo exitoso, se requieren ciertas condiciones ideales:

  1. Sustrato: El champiñón Agaricus se cultiva en sustratos ricos en materia orgánica, como paja, compost, estiércol o una mezcla de estos materiales. El sustrato debe ser esterilizado para eliminar competidores y patógenos.
  2. Temperatura: La temperatura es un factor crucial para el crecimiento del champiñón Agaricus. Por lo general, se requiere un rango de temperatura entre 20°C y 24°C para la colonización del sustrato, seguido de una disminución a alrededor de 15°C para la formación de los cuerpos fructíferos.
  3. Humedad: El champiñón Agaricus necesita un ambiente húmedo para un crecimiento óptimo. Se requiere un nivel de humedad adecuado tanto en el sustrato como en el ambiente circundante para promover la formación y el desarrollo de los cuerpos fructíferos.
  4. Ventilación: Aunque el champiñón Agaricus requiere humedad, también necesita una buena ventilación para prevenir la acumulación de dióxido de carbono y la propagación de enfermedades fúngicas. La ventilación adecuada garantiza un intercambio de aire óptimo y contribuye a la salud y el crecimiento del cultivo.

VI. Cultivo y manejo del champiñón Agaricus

A. Preparación del sustrato

El cultivo del champiñón Agaricus comienza con la preparación adecuada del sustrato, el cual es la base para un compostaje, hay varias formas de realizar este proceso. El sustrato puede ser una combinación de materiales como paja, compost, estiércol y otros residuos orgánicos. La preparación del sustrato implica triturar y mezclar los materiales, seguido de un proceso de pasteurización o esterilización para eliminar organismos competidores y patógenos.

Son varios pasos los necesarios para el compostaje y si quieres más detalles puedes ir a este artículo acerca del cultivo de champiñón

B. Inoculación y colonización del sustrato

Una vez que el sustrato está preparado, se inocula con micelio de Agaricus. Esto se puede hacer mediante la incorporación de esporas o micelio de cultivos previos al sustrato. El micelio se esparce uniformemente por todo el sustrato, y luego se coloca en bandejas, bolsas o camas de cultivo.

Durante la colonización del sustrato, el micelio crece y se ramifica, colonizando completamente el sustrato. Es importante mantener las condiciones adecuadas de temperatura y humedad durante este proceso para garantizar un crecimiento saludable y uniforme.

C. Condiciones de crecimiento

Una vez que el sustrato ha sido colonizado, se requieren ciertas condiciones para inducir la formación de los cuerpos fructíferos. Esto incluye un descenso en la temperatura, generalmente a alrededor de 15°C, y un aumento en la humedad relativa del ambiente. Además, se puede estimular la formación de los cuerpos fructíferos mediante la inducción de un choque térmico o cambios en la iluminación.

D. Cosecha y postcosecha

La cosecha de los cuerpos fructíferos se lleva a cabo cuando están en su punto óptimo de madurez. Esto generalmente se determina observando el tamaño, la forma y el color del sombrero, así como la apertura de las láminas. Los champiñones se cosechan cuidadosamente a mano, cortando los cuerpos fructíferos cerca de la base del pie.

Después de la cosecha, los champiñones se someten a un proceso de selección y clasificación para eliminar aquellos que no cumplen con los estándares de calidad. Luego, se empaquetan y se almacenan en condiciones adecuadas de temperatura y humedad para mantener su frescura y calidad.

El cultivo y manejo del champiñón Agaricus requiere conocimientos y cuidados específicos, pero con las técnicas adecuadas, es posible obtener cosechas exitosas y de alta calidad. A medida que avanzamos en este artículo, exploraremos las propiedades nutricionales y los beneficios para la salud del champiñón Agaricus, así como su papel en la gastronomía y en la investigación científica.

Propiedades Y Beneficios Del Champiñon
Propiedades Y Beneficios Del Champiñon

VII. Propiedades nutricionales y beneficios para la salud

A. Composición química

El champiñón Agaricus es conocido por ser un hongo nutritivo y saludable. Su composición química varía ligeramente según la especie y el método de cultivo, pero en general, son una buena fuente de nutrientes esenciales.

Los champiñones Agaricus son bajos en calorías y grasas, lo que los convierte en una excelente opción para aquellos que desean mantener una dieta equilibrada. También son ricos en proteínas de alta calidad, contienen fibra dietética y son una fuente de vitaminas y minerales esenciales, como vitamina B, vitamina D, potasio, fósforo y selenio.

B. Aporte de nutrientes

El consumo de champiñones Agaricus puede proporcionar varios beneficios para la salud debido a su contenido nutricional. Estos beneficios incluyen:

  1. Fortalecimiento del sistema inmunológico: Los champiñones Agaricus contienen compuestos bioactivos, como beta-glucanos, que pueden ayudar a fortalecer el sistema inmunológico, mejorando la respuesta inmunológica y protegiendo contra enfermedades.
  2. Beneficios cardiovasculares: Los champiñones son bajos en grasas y contienen sustancias que pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol en la sangre, lo que contribuye a la salud cardiovascular. También son una fuente de antioxidantes, que pueden proteger contra el estrés oxidativo y la inflamación.
  3. Regulación de la glucosa en sangre: Algunos estudios sugieren que los champiñones Agaricus pueden tener un efecto beneficioso en el control de la glucosa en sangre. Los compuestos presentes en los champiñones pueden ayudar a mejorar la sensibilidad a la insulina y regular los niveles de azúcar en la sangre.
  4. Beneficios para la salud digestiva: La fibra dietética presente en los champiñones Agaricus puede ayudar a mantener la salud digestiva, promoviendo una buena función intestinal y previniendo problemas como el estreñimiento.

C. Beneficios para la salud humana

Además de su aporte nutricional, los champiñones Agaricus han sido objeto de investigación debido a sus posibles beneficios para la salud humana. Algunos estudios sugieren que ciertos compuestos presentes en los champiñones pueden tener propiedades antioxidantes, anticancerígenas y antiinflamatorias.

Por ejemplo, el champiñón del sol (Agaricus subrufescens) ha sido estudiado por sus propiedades medicinales potenciales. Se ha demostrado que contiene compuestos bioactivos, como beta-glucanos y ergosterol, que pueden tener efectos inmunomoduladores y antitumorales.

VIII. Usos culinarios y gastronomía del champiñón Agaricus

A. Preparación y consumo

El champiñón Agaricus es ampliamente utilizado en la gastronomía debido a su sabor delicado y su versatilidad en la cocina. Puede ser consumido crudo o cocinado, y se utiliza en una amplia variedad de platos y recetas en todo el mundo.

Los champiñones Agaricus se pueden agregar a ensaladas, salteados, sopas, guisos, salsas y revueltos. También son excelentes como rellenos para empanadas, pizzas y hamburguesas vegetarianas. Su textura carnosa y sabor suave los hace complementos ideales para otros ingredientes, y su capacidad para absorber sabores los convierte en un ingrediente versátil y delicioso.

B. Recetas populares

  1. Risotto de champiñones: Un plato clásico de la cocina italiana, el risotto de champiñones combina arroz cremoso con champiñones salteados, caldo y queso parmesano. Es una opción reconfortante y sabrosa.
  2. Salteado de champiñones con ajo y hierbas: Un plato sencillo pero lleno de sabor, los champiñones se saltean con ajo picado, hierbas frescas como el tomillo y el perejil, y se sirven como guarnición o como base para otros platos.
  3. Champiñones rellenos: Los champiñones grandes se rellenan con una mezcla sabrosa de pan rallado, queso, hierbas y otros ingredientes al gusto. Se hornean hasta que estén dorados y crujientes, creando un bocado delicioso y versátil.

C. Valor culinario y versatilidad

El champiñón Agaricus es valorado en la cocina por su textura firme y su capacidad para absorber sabores. Se adapta a una amplia gama de preparaciones culinarias y combina bien con una variedad de ingredientes y especias.

Su sabor suave permite que los champiñones Agaricus se integren en platos tanto vegetarianos como no vegetarianos, aportando un elemento terroso y carnoso. Desde guisos y estofados hasta platos al horno y a la parrilla, el champiñón Agaricus es un ingrediente versátil y delicioso que agrega un toque especial a cualquier receta.

IX. Toxicidad y riesgos asociados al champiñón Agaricus

A. Especies tóxicas y venenosas similares

En general, el champiñón Agaricus y sus variedades comunes son seguros y comestibles. Sin embargo, es importante tener precaución al recolectar y consumir champiñones silvestres, ya que existen especies tóxicas y venenosas que pueden parecerse a las variedades comestibles.

Algunas especies tóxicas y venenosas similares al champiñón Agaricus incluyen el Amanita phalloides (hongo de la muerte) y el Amanita virosa (hongo de la destrucción), entre otros. Estos hongos pueden ser mortales si se consumen y es fundamental contar con conocimientos expertos o consultar a especialistas en micología antes de recolectar y consumir champiñones silvestres.

B. Precauciones al recolectar y consumir

Si decides recolectar champiñones silvestres, es importante seguir ciertas precauciones para garantizar tu seguridad:

  1. Educación: Aprende a identificar correctamente las especies comestibles de champiñones Agaricus y sus diferencias con las especies tóxicas. Consulta guías de campo o busca la orientación de expertos en micología antes de recolectar y consumir champiñones silvestres.
  2. Lugares seguros: Recolecta champiñones en áreas que no estén expuestas a contaminantes o pesticidas. Evita áreas industriales, carreteras con mucho tráfico o lugares donde puedan haberse aplicado productos químicos.
  3. Inspección minuciosa: Examina cada champiñón cuidadosamente antes de recolectarlo. Presta atención a características distintivas, como el color, la forma, la presencia de anillo o volva, y compáralas con descripciones y fotografías confiables.
  4. Consumo moderado: Siempre que recolectes y consumas champiñones silvestres, asegúrate de probar una pequeña cantidad primero para verificar tu tolerancia individual. Algunas personas pueden tener reacciones alérgicas o intolerancias a ciertos tipos de hongos.

Es fundamental tomar precauciones y obtener conocimientos adecuados antes de consumir champiñones silvestres. Si no estás seguro de la identificación de un hongo, es mejor abstenerse de consumirlo y consultar a expertos en micología o profesionales de la salud.

X. Investigación y avances en el estudio del champiñón Agaricus

A. Investigaciones científicas recientes

El champiñón Agaricus ha sido objeto de numerosas investigaciones científicas en diversas áreas. Los estudios se centran en aspectos como su composición nutricional, propiedades medicinales, impacto ambiental y aplicaciones biotecnológicas.

Investigaciones recientes han revelado el potencial del champiñón Agaricus como fuente de compuestos bioactivos con propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antitumorales. Se han identificado y estudiado varios compuestos presentes en los champiñones, como los beta-glucanos y las ergosterolinas, que muestran actividades biológicas prometedoras.

Además, se han llevado a cabo estudios sobre el cultivo sostenible y la producción a gran escala de champiñones Agaricus. Se han explorado nuevas técnicas y métodos para mejorar la eficiencia y la calidad de los cultivos, minimizando el impacto ambiental y optimizando los procesos de producción.

B. Aplicaciones medicinales y biotecnológicas

El champiñón Agaricus ha despertado un gran interés en la comunidad científica debido a su potencial en aplicaciones medicinales y biotecnológicas. Se están realizando investigaciones para explorar y aprovechar los beneficios terapéuticos de los compuestos presentes en los champiñones Agaricus.

Los extractos y los compuestos bioactivos de los champiñones Agaricus se han estudiado por su capacidad para fortalecer el sistema inmunológico, combatir el cáncer, regular el metabolismo y prevenir enfermedades crónicas. Además, se están investigando posibles aplicaciones en la industria farmacéutica y cosmética, aprovechando las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias de estos hongos.

La investigación en el campo del champiñón Agaricus continúa avanzando, revelando nuevos conocimientos y aplicaciones potenciales. A medida que se descubren más beneficios y se profundiza en la comprensión de su composición química y propiedades, se abren nuevas oportunidades para aprovechar el potencial de este fascinante hongo.

XI. Conclusiones y perspectivas futuras

El champiñón Agaricus, con su diversidad, su valor nutricional y sus posibles beneficios para la salud, ha cautivado a la humanidad desde tiempos antiguos. A lo largo de este extenso artículo, hemos explorado cada aspecto de este hongo fascinante, desde su morfología y ciclo de vida hasta su cultivo, usos culinarios y avances científicos.

El champiñón Agaricus es un regalo de la naturaleza que nos ofrece una experiencia sensorial única en la cocina y puede brindarnos beneficios para la salud. Ya sea que lo disfrutes en platos gourmet o lo cultives en casa, este hongo sigue sorprendiéndonos con su versatilidad y su potencial terapéutico.

A medida que la investigación continúa, es probable que se descubran más aplicaciones y beneficios del champiñón Agaricus. Desde su uso en medicina y cosmética hasta su papel en la biotecnología y la alimentación sostenible, este hongo seguirá desafiando nuestra curiosidad y abriendo nuevas puertas hacia un mundo de posibilidades.

En conclusión, el champiñón Agaricus nos invita a explorar su maravilloso universo, desde sus orígenes en la naturaleza hasta sus múltiples usos en nuestra vida cotidiana. ¡Sumérgete en el fascinante mundo del champiñón Agaricus y descubre todo lo que este hongo extraordinario tiene para ofrecer!

Referencias

  1. Department of Plant Pathology and Environmental Microbiology. (n.d.). Mushroom Science and Technology. Pennsylvania State University. Recuperado de https://plantpath.psu.edu/research/areas-of-excellence/mushroom-science-and-technology1​.
  2. Wasser, S. P. (n.d.). Medicinal Mushrooms in Human Clinical Studies. Part I. Anticancer, Oncoimmunological, and Immunomodulatory Activities: A Review. PubMed. doi:10.1615/IntJMedMushrooms.v19.i4.10. Recuperado de https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28605319/2​.

¡Quieres saber algo más del reino Fungi?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *